Ayer, haciendo limpieza en mi habitación, me encontré con una foto que me trajo muy buenos recuerdos.
Cuando tomas una foto estás capturando un momento del presente, una imagen, e inmediatamente después ya forma parte del pasado.
Hoy me he encontrado con esa foto que nada más mirarla te hace recordar y sonreir.

Aquí os dejo la foto, tomada en el verano 2008 (no hace tanto tiempo) en Iquique (Chile), durante los Ctos Iberoamericanos.

Quintana, yo e Iñaqui. (Iquique, 2008)

Es curioso, pero a pesar de que era mi primera internacionalidad con la selección absoluta, y mi primera medalla, los buenos recuerdos que soplan en mi mente al ver la foto no tienen nada que ver con el éxito. Sino con las personas y las experiencias vividas junto a ellas. No os podéis imaginar la cantidad de anécdotas que nos pasaron allí y la gente extraordinaria que conoces.

Honestamente, claro que me alegré de conseguir esa medalla, de subir al podio, al fin y al cabo es un pequeño momento de felicidad, pero en realidad lo que importa es amar, hagas lo que hagas, házlo con amor, sin importar el resultado y centrándonte en vivir el momento presente. Ya que cuando haces las cosas por amor, el miedo desaparece y como dice el gran OSHO (si, reconozco que me estoy leyendo muchos libro suyos últimamente….): ” El éxito no puede nutrirte, no contiene nutrientes. El éxito no es más que una pompa de jabón.”

Feliz fin de semana!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 4 =